Página Principal   Direcciones de Interés ¿Quienes somos? Suscripción Contacte con nosotros

     
 

 

EL SIGNIFICADO OCULTO DE LAS CRÓNICAS DE NARNIA

Ya se ha estrenado en Soria la primera de Las Crónicas de Narnia:El León, la Bruja y el armario, basada en una de las historias más fascinantes jamás escritas para niños.

Durante la 2ª guerra mundial, cuatro hermanos (Peter, Susan, Edmund y Lucy), huyendo de los bombardeos sobre Londres, son enviados a casa de un excéntrico profesor en la campiña inglesa. Allí, jugando al escondite por los desvanes de la casona, Lucy encuentra un armario ropero que resulta no ser normal y corriente. Su puerta es en realidad la entrada al mundo desconocido de Narnia. Lo que les aguarda al otro lado es una peripecia más allá de lo que ninguno de ellos podría haber imaginado.d

Narnia es un mundo fascinante, poblado de intrigantes criaturas, pero sujeto a una terrible maldición. Desde que la Bruja Blanca lanzó su hechizo, Narnia vive un invierno interminable y sus habitantes sufren su despótico gobierno. Con la entrada de los cuatro niños en esa tierra de Narnia comienza una aventura que conducirá, con la intervención del magnífico león Aslan, al fin de la tiranía de la Bruja y la llegada de la primavera.

Sin embargo, esta preciosa historia para niños es mucho más profunda de lo que parece. De hecho, puedes salir del cine habiendo disfrutado de la intriga y de los efectos especiales y haberte perdido el significado oculto del relato. Porque su autor, C. S. Lewis, lo concibió como una alegoría de cosas mucho más grandes. He aquí unas claves para comprender lo que significa:

El mundo imaginario de Narnia resulta ser más semejante al nuestro de lo que parece a primera vista. Como los habitantes de Narnia, también la raza humana está sujeta a un invierno que no parece desembocar nunca en la primavera. El tiempo pasa y la historia avanza, pero no se acaban las guerras, el hambre, las catástrofes, las injusticias, los abusos de poder, las epidemias, las dictaduras, los fanatismos, las desigualdades y la frustración. No vemos el final de todo esto. Parece que estemos bajo una maldición.

La Bruja Blanca simboliza las fuerzas del mal que operan en nuestro mundo. No sólo entre las mafias de terroristas y delincuentes, sino también en los despachos de los gobernantes. Y en buena medida, en las comunidades de vecinos, en los centros de trabajo, en las familias... Y (si somos honestos para admitirlo) en los corazones de todos nosotros, que estamos representados en la película por Edmund, el niño que traiciona a sus hermanos, tentado por unos pocos dulces y por el ansia de ser más que los demás.

¿Y Aslan, el león? ¿A quién representa Aslan? El imponente león, de rugido aterrador, pero de pelaje suave, a la vez fiero y cariñoso, viene a rescatar a Narnia de su maldición. Pero no puede hacerlo por la fuerza sin dañar a aquellos que viene a rescatar. Por eso ha de morir a manos de la Bruja Blanca, para luego volver a la vida y, entonces sí, derrotarla y devolver a Narnia la primavera.

Aslan representa a Jesucristo, el magnífico Salvador que ha de venir un día a terminar de una vez por todas con la maldición que pesa sobre este mundo. Pero que, antes de eso, estuvo dispuesto a morir en una cruz (como hizo Aslan por Edmund) y luego resucitar, para librarnos de la maldición de haber desobedecido la ley de Dios.

De modo que ese “Cordero de Dios que quita el pecado del mundo”, ha de regresar como “el León de la tribu de Judá” y por fin traer la primavera a este desdichado planeta. La cuestión es si, cuando venga, lo veremos como nuestro esperado Salvador o como un juez inapelable. Merece la pena pensarlo.

 

Juan Luis Morales

Guias Narnia (haz click aqui para ver articulo. Se necesita Adobe Acrobat)

 

 

 

   

 

Aviso legal y Politica de privacidad